Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

Cómo Evo Morales acabó dimitiendo de su cargo como presidente de Bolivia

Luego de que la OEA detectara fraude en las últimas elecciones, la crisis en el país vecino se agudizó, provocando la dimisión del Mandatario.

Cómo Evo Morales acabó dimitiendo de su cargo como presidente de Bolivia
Por 11 de Noviembre de 2019

Las protestas en Bolivia tuvieron origen después de las elecciones presidenciales del 20 de octubre en la que, tras un polémico conteo de votos, Evo Morales obtuvo su cuarto mandato

Sin embargo, lo que generó sospechas, es que el TREP (Transmisión de Resultados Electorales Preliminares) o recuento rápido, interrumpió sin explicación durante casi 24 horas el conteo de los votos. Cuando se retomó, Evo Morales estaba como ganador, sin necesidad de una segunda vuelta y con un 10% de votos más que el candidato Carlos Mesa.

Así, el Tribunal Electoral (TSE) de Bolivia anunció que Morales triunfó en primera vuelta con el 47,08% de los votos válidos y asignando el 36,51% a Mesa.

La oposición salió a las calles a clamar “fraude”. Morales tuvo la peor reacción posible frente a las protestas: se proclamó reelecto y denunció que se había puesto en marcha un golpe de Estado. Así transcurrieron dos semanas de violentas protestas en Bolivia con marchas opositoras a la reelección del entonces líder altiplánico, lo que dejó como saldo miles de heridos y tres muertos en manifestaciones.

En medio de la crisis, el gobierno avaló que la OEA realizara una auditoría. Sin embargo, Morales siguió denunciando golpismo y alentó a sus partidarios a que salieran a las calles a contrarrestar las protestas y defender su re-reelección.

Hambre de poder

Uno de los grandes hitos a nombre de Morales fue la reforma de la Constitución boliviana. La nueva carta magna otorgó una cantidad de derechos y representación inédita en el sistema de poder a los campesinos e indígenas bolivianos, lo que ayudó a gran parte de la población.

Esto también brindaba la posibilidad de una sola reelección consecutiva para el Presidente, que Morales logró en forma contundente en 2009 con el 64% de los votos, después de haber obtenido un 6o% en el 2006 en su primer mandato.

Sin embargo, Morales forzó a la constitución para obtener un tercer mandato. Hizo una presentación ante el Tribunal Constitucional y en 2013 logró que ese segundo mandato pasara a considerarse el primero desde que la nueva Constitución había refundado a Bolivia como un nuevo “Estado Plurinacional”.

Así, en 2014, Morales se presentó para un tercer mandato (el segundo con la nueva Constitución) y logró otro triunfo contundente con el 63%, antes una oposición dispersa y bolivianos divididos.

En 2016 llegó a referéndum nacional para modificar el artículo 168 de la Constitución y habilitar una nueva re-reelección. El 21 de febrero de 2016, el 51,3% de los bolivianos votó “No”. Sin embargo, esto no dejaría tranquilo a Morales y tras una presentación de legisladores oficialistas, en 2017 el Tribunal Constitucional (en manos de jueces oficialistas) declaró inválido el artículo de la Constitución que impedía presentarse a Morales alegando que vulneraba el derecho humano esencial de todo persona de elegir y ser electa.

Y así se llegó a las elecciones del 2019,  en la que, entre “apagones” y conteo de votos fraudulentos, el abdicado presidente salía electo una vez más. Sin embargo, la auditoría realizada por parte de la OEA detectó irregularidades en el conteo de votos.

Este “fraude” fue reconocido por la OEA través de un estudio, para posteriormente pedir reelecciones.

Renuncia del Tribunal Supremo Electoral

Las acusaciones de fraude electoral por parte de la población boliviana y la oposición desataron una ola de manifestaciones al punto que el martes 22 de octubre dimitió el vicepresidente del Tribunal Supremo Electoral, Antonio Costa, por considerar “desatinada” la decisión de detener el conteo tras el apagón cuando anticipaba una segunda vuelta electoral entre ambos candidatos.

Muertos y heridos

Hasta el 7 de noviembre, tres personas fallecieron producto de la violencia que sacude al país vecino. La última víctima fatal que fue identificada como Limbert Guzmán, de 20 años, quien falleció en un hospital tras sufrir graves heridas durante las manifestaciones en las calles bolivianas. Los muertos eran todos opositores al gobierno de Morales.

Asimismo, más de 30 personas han resultado heridas de gravedad, ya que los manifestantes partidarios de Evo Morales y Carlos Meza, se enfrentan a diario con piedras, palos y petardos.

“Defendamos la democracia”

Evo Morales, el 9 de noviembre, llamó a “defender la democracia” después que motines policiales se extendieran por el país, lo que catalogó como un golpe de Estado, donde posteriormente las mismas Fuerzas Armadas bolivianas se atrincheraron en contra del mandatario.

Solicitud de renuncia de Morales y posterior renuncia

Este domingo 10 de noviembre, las Fuerzas Armadas de Bolivia exigieron la renuncia de Evo Morales a la presidencia: “Sugerimos al presidente del Estado que renuncie a su mandato presidencial“, dijo el comandante en jefe de las FF. AA. bolivianas, Willimas Kalima.

Tras las manifestaciones en contra del cuarto mandato del Mandatario y la solicitud de renuncia por parte de las Fuerzas Armadas, Evo Morales dimitió de su cargo a la presidencia la tarde del domingo 10 de noviembre.

Relacionados

Mujer Dínamo

ver más Mujer Dínamo

Comenta