Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

Comprobado por la ciencia: vivir con estrés llena la cabeza de canas

Estudios previos habían sugerido que el motivo de pelo gris era un ataque del sistema inmunitario.

Comprobado por la ciencia: vivir con estrés llena la cabeza de canas
Por 24 de Enero de 2020

Un grupo de científicos de la Universidad de Harvard descubrió que el estrés produce que el pelo cambie de color y aparezcan las canas.

Desde siempre se ha interpretado que las canas son el resultado de un proceso natural que mezcla el envejecimiento, pigmentación y estrés, y aunque nunca se ha sabido a ciencia cierta qué papel jugaba este último en la ecuación. Hoy, el panorama cambió.

El estudio, publicado por la revista Nature, representa un avance en el conocimiento científico que investiga los impactos del estrés.

Cuentan que la noche previa a la guillotina, a María Antonieta, la reina de Francia capturada durante la Revolución Francesa, se le volvió el pelo completamente gris, y sea o no cierto, hoy la ciencia confirma que las experiencias estresantes se asocian a la canicie.

Basta comparar las fotografías de Obama o de Sebastián Piñera antes y después de asumir sus cargos como presidentes para constatarlo.

Estudios previos habían sugerido que tal vez el motivo fuera un ataque del sistema inmunitario o el efecto de ciertas hormonas, como el cortisol, aunque ninguna de las dos hipótesis se había logrado demostrar.

Ya-Chieh Hsu, profesora de células madres y biología regenerativa de la Universidad de Harvard fue quien lideró la investigación y reveló que gracias al estudio realizado con ratones, han visto que el estrés, por medio de dolores físicos y angustia psicológica, sobreactiva determinados nervios del sistema nervioso autónomo que, a su vez, provocan un daño permanente a las células madre que se encargan de regenerar el pigmento del pelo, conduciendo así al encanecimiento acelerado y prematuro del cabello.

“Cuando el nivel de noradrenalina es elevado, ante cualquier factor de estrés, se pueden perder algunas células madre, pero la mayoría se quedan, por eso el pelo sigue teniendo color. Se requieren muchas rondas de exposición a estrés para que al final se agoten todas las células madre”, explicó Hsu respecto al resultado de su trabajo científico.

temas

Relacionados

Comenta