Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

Padres abandonaron en aeropuerto a sus hijos con síntomas de coronavirus

El incidente fue dado a conocer en la red social Weibo, el equivalente chino de Twitter.

Padres abandonaron en aeropuerto a sus hijos con síntomas de coronavirus
Por 27 de Enero de 2020

En China, una pareja abandonó a sus dos hijos en el Aeropuerto Internacional Lokou Nakín, en Jiangu, luego que uno de ellos presentara síntomas de coronavirus y les prohibieran abordar el avión.

La infección de coronavirus ha provocado que autoridades de China y el mundo implementen varios métodos para evitar que la enfermedad siga cruzando fronteras.

La técnica más rápida y eficiente es revisar la temperatura de la persona antes de subir al avión.

Sin embargo, estos mecanismos de seguridad han provocado que varias personas se vean expuestas y deban cambiar sus planes.

Esto es justamente lo que le sucedió a una pareja, quien no encontró mejor opción que dejar a sus dos hijos varados en el aeropuerto por tener 38.5 grados de fiebre.

Según indicó el Daily Mail, luego que personal del aeropuerto se percatara que uno de los menores presentaba síntomas del coronavirus, decidieron prohibir la embarcación de la familia al vuelo MF8040 con destino a Changsha, en la provincia de Hunan, pero los padres no lo pensaron y decidieron abandonar a su suerte a los dos menores, por lo que tomaron el vuelo por su cuenta.

El incidente que fue dado a conocer en la red social Weibo, el equivalente chino de Twitter, muestra a los dos menores sentados, solos y esperando.

“Parece que la temperatura del niño es de 38.5 grados centígrados”, dijo una persona que presenció los hechos a Yangzi Evening News.

Asimismo aseguró que en un principio los padres de los menores se opusieron a la decisión de la aerolínea, al punto de bloquear la puerta de abordaje para exigir que dejaran pasar a sus hijos, por lo que la policía tuvo que intervenir.

Cuando los padres de los menores finalmente decidieron abordar el avión, las autoridades se vieron obligadas a permitir que sus hijos subieran con ellos, lo cual causó preocupación y quejas por parte de otros pasajeros, quienes no querían viajar con el niño enfermo a bordo.

El incidente provocó un retraso de tres horas en el vuelo.

Relacionados

Comenta