Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Ambiente

Advierten que de mantenerse la sequía, el costo de producción eléctrica subiría en 2014

Expertos coinciden en que de mantenerse una hidrología seca, la situación llevará a que el precio de techo suba en las licitaciones que lanzará el gobierno o algunas se declaren desiertas.

Advierten que de mantenerse la sequía, el costo de producción eléctrica subiría en 2014
Por 18 de Junio de 2013

A estas alturas para nadie es un misterio que el Sistema Interconectado Central (SIC) enfrentará mayores costos marginales. Sin embargo, debido a la falta de construcción de nuevos proyectos de generación, el mismo fenómeno se producirá ahora en los costos medios de la energía; es decir, el costo promedio de producción de la electricidad.

Una reciente presentación de Colbún, indicó que en un contexto de sequía como la que hoy nos afecta, la demanda máxima del sistema -que se da en ciertas horas y mayormente en invierno- pasará a ser servida por centrales diésel, mientras que la generación en base a GNL, también cobrará un mayor protagonismo en escenarios de hidrologías normales y secas. Es así como consultores expertos coinciden al apuntar que ambos fenómenos elevarían el costo medio de la electricidad, consigna el DF.

Y eso no es todo. En la industria señalan además que el costo marginal se mantendría por mucho más tiempo en función del diésel.

Proyecciones de la firma ligada al grupo Matte, realizadas a partir de datos de la Comisión Nacional de Energía, señalan que en caso de hidrologías normales, la escasez de generación más eficiente se verificaría de igual forma, aunque esta vez a partir de 2016.

En tanto, un análisis del mercado de las estimaciones de Colbún, señala que el año 2018, en el escenario de hidrología seca, la demanda mínima (alcanzada pocas horas al año) va estar abastecida en el margen por centrales térmicas a carbón; la demanda media (promedio de todo el resto de las horas del año) por centrales operando con gas (suponiendo que va estar disponible ese combustible para todas las centrales que operan con GNL en el SIC); y, la demanda máxima (conseguida solamente unas pocas horas al año), no se alcanzaría a cubrir completamente.

Hugh Rudnick, académico y experto de la consultora Systep apunta en este sentido, que las estimaciones de los costos medios son sólo una señal de un problema ya conocido y no resuelto, y agrega que  “no estamos resolviendo el problema central de nuestro mercado, el cual es el permitir inversiones en generación de base, sea hidráulica o térmica. Estamos preocupados del 20/20 y de la carretera eléctrica, pero ellos no resuelven el problema principal. La seguridad de suministro y los bajos precios los lograremos con mayor competencia vía permitir inversiones hidro y térmica (a carbón o gas).

De ahí que desde la industria subrayen la necesidad de que las centrales recomendadas en el plan de obras de la CNE pasen a fase de construcción.


El impacto

En otro ámbito ligado al mismo fenómeno, se apunta que el alza delos costos medios, tendrá un impacto directo en las licitaciones del Gobierno, dicen expertos. Ante el alza que vivirán sus costos de generación, las firmas ahora acudirán a las subastas tratando de apuntar a precios mayores, ojalá acercándose al marginal. Y ante el deseo del gobierno de contener los costos, “no sería raro ver licitaciones declarándose desiertas”, apunta una alta fuente del mercado.

Eso, sin considerar los marginales que estarán marcados por el diésel; es decir, los que no bajarán de los US$ 200/MWh. Este fenómeno ya se vería en el corto plazo. Cálculos de Systep, en su reporte de junio, muestran que para los primeros meses de 2014, en caso de baja disponibilidad de GNL, el marginal en el SIC podría llegar a US$ 153/MWh. La situación, en todo caso, varía dependiendo del tramo del SIC. Así, los costos serían superiores en la zona norte del sistema.

Mujer Dínamo

ver más Mujer Dínamo

Comenta