Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Educación

Estudio UVM revela que Los Andes y Viña del Mar son las comunas más inclusivas de la Región de Valparaíso

Ambas ciudades marcaron un fuerte liderazgo en materia de educación y, empleo y seguridad social, dos de las cinco dimensiones que contempló la segunda versión del Índice Regional de Inclusión Social que elaboró la U. Viña del Mar.

Estudio UVM revela que Los Andes y Viña del Mar son las comunas más inclusivas de la Región de Valparaíso
Por 28 de Agosto de 2019

Con un promedio de 55%, las comunas de Los Andes y Viña del Mar se adjudicaron el primer lugar en términos de inclusión dentro de la Región de Valparaíso. Esto, según los resultados que arrojó la segunda versión del Índice Regional de Inclusión Social (IRIS), que elaboró el Centro Regional de Inclusión e Innovación Social de la Universidad de Viña del Mar (UVM), y que consideró cinco dimensiones: Vivienda y entorno; género; salud y bienestar; educación; y empleo y seguridad social.

En el caso de Los Andes y Viña del Mar, su liderazgo se sustenta principalmente en indicadores asociados a las dimensiones de educación, y empleo y seguridad social. De hecho, la comuna de Los Andes obtuvo un 98,2% en empleo y seguridad social, mientras que Viña del Mar alcanzó un 87,7% en el mismo ítem.

“Siempre en este tipo de regiones se piensa que son las comunas que están cerca del Gran Valparaíso las que se deberían destacar, y creo que este es un tremendo ejemplo de descentralización. Yo tuve la honra de ser alcalde entre el 2000 y 2008, este es mi tercer periodo, y uno de los temas que me propuse fue precisamente focalizarme en esto, a propósito de lo que nos dijeron de ciertas brechas que tenemos en nuestras comunas, y por eso hemos orientado un montón de políticas comunales que dicen relación con políticas públicas de inclusión”, señaló a El Dínamo el alcalde de Los Andes, Manuel Rivera, quien –al igual que otras autoridades comunales y regionales- asistió a la presentación del IRIS que se realizó el viernes 23 de agosto en la UVM.

Sin embargo, a nivel general, las cifras no son alentadoras. “Cuando miramos y decimos que hay una alta inclusión, estamos hablando de tan solo un 55%. Entonces, en realidad es preocupante, en todas las áreas hay mucho trabajo de inclusión que hacer. Y esto es el reflejo de lo que pasa en el país, porque muchas de las cosas que pasan en las comunas no tienen que ver con los alcaldes y su gestión, sino con cómo funciona el país, es una muestra de cómo es Chile”, afirmó Juan Pablo Prieto, director ejecutivo del Centro Regional de Inclusión e Innovación Social, a El Dínamo.

Por su parte, el rector de la U. de Viña del Mar, Carlos Isaac, indicó que con el fin de aportar a la generación y transferencia de conocimientos, al igual que a mejorar los niveles de inclusión dentro de la Región de Valparaíso, “hace ya 4 años contamos con un Centro Regional de Inclusión e Innovación Social (CRIIS), un centro de estudios orientado al análisis de fenómenos sociales, particularmente lo relacionado a la inclusión y exclusión social. A través de este centro, nuestra institución busca ser un referente en estas materias, es por ello que elaboramos la segunda versión del índice Regional de Inclusión Social, un estudio único en la región y en el país”, destacó.

inclusión social

Carlos Isaac, rector de la UVM.

 Los puntos bajos

Si bien, un 57% de las personas habita en comunas con un alto grado de inclusión, hay un 24% que lo hace en localidades con inclusión media y un 19% en comunas consideradas con bajo nivel de inclusión. Dentro de estas últimas, se encuentran Putaendo y Quintero, las cuales se adjudicaron un 38% y un 40,5% respectivamente. Con respecto a Putaendo, su peor desempeño lo obtuvo en empleo y seguridad social (23,4%), al igual que Quintero, que alcanzó tan solo un 35,7%.

Cabe mencionar que la dimensión empleo y seguridad social contempla dos indicadores: seguridad laboral y vulnerabilidad laboral. El primero, hace referencia a indicadores de protección social, como seguro de cesantía y fondos previsionales. En tanto, el segundo se asocia a ingresos económicos y pobreza multidimensional.

Un poco más arriba en la clasificación, pero aún dentro de un rango bajo de inclusión, están Hijuelas, Cartagena, Santa María y Llay Llay, comunas que promediaron en total, es decir, entre sus cinco dimensiones, un 40,9%, 41%, 41,3% y 41,3% respectivamente.

Por otro lado, y en cuanto a los resultados regionales por dimensión, el IRIS evidenció que es en empleo y seguridad social donde se encuentran las mayores oportunidades de inclusión (49%). Mientras que el segundo lugar lo comparten educación y salud y bienestar (48%. Luego está la dimensión de género (44%), y finalmente vivienda y entorno (42%).

“Es muy difícil indicar que hay una o dos áreas más críticas, porque cuando uno mira el panorama regional, cuando miras una comuna o cada dimensión, uno ve comportamientos muy distintos, uno ve que hay necesidades en vivienda, evidentemente en empleo, en salud, en educación, o sea, en las cinco áreas. No hay una diferencia muy sustantiva”, explicó Juan Pablo Prieto respecto al índice.

Para la confección del IRIS 2018, el equipo de investigadores del Centro Regional de Inclusión e Innovación Social de la UVM trabajó con bases de datos provenientes del sistema público y desarrolló indicadores sintéticos (agrupamiento de indicadores simples) en cada una de las dimensiones, con el objetivo de facilitar la interpretación de los niveles de inclusión. Además, dichos indicadores fueron validados por un panel de expertos que incluyó a más de 60 profesionales.

Y es que el tema de la inclusión es un tema país, uno que va más allá de los ingresos económicos. Así lo demuestra la CASEN 2017, cuyos resultados dan cuenta de que, pese a que la pobreza por ingreso ha disminuido en un 8,6%, aún persisten altos niveles de pobreza multidimensional (20.7%).

 

 

Relacionados

Mujer Dínamo

ver más Mujer Dínamo

Comenta