Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Estadio

Presidente de la U: Hay que meter presos a los delincuentes metidos en la barra

"La barra quiere volver a darle instrucciones a los dirigentes, qué jugadores traer. ¿Qué quiere que le diga a mi gente? ¿qué se inmole por esto?. Enfrentar delincuentes armados puede terminar mucho mas complicado",reconoció Federico Valdés.

Presidente de la U: Hay que meter presos a los delincuentes metidos en la barra
Por 12 de Marzo de 2012

Federico Valdés, presidente de Azul Azul, tras reconocer la entrega de apoyo económico a la barra del club, reconoció este lunes su preocupación frente a la pugna que “Los de Abajo” mantendrían por recuperar el poder que tuvieron hace unos años dentro del club.

“Cuando nosotros nos hicimos cargo de la “U”, estos señores eran dueños del club. Vivían dentro de la sede y tenían una escuelita donde no tenía nada de escuelita. Ahí dormía la barra que tenía mucho poder. Recibían 1.500 entradas por cada partido y nos confesaron que ellos no tenían problemas en amenazar a los que se oponían a lo que ellos planteaban”, dijo Valdés a ADN Radio Chile, según señala La Tercera.

El dirigente reconoció además el complejo escenario que enfrenta, al explicar que “la barra quiere volver a darle instrucciones a los dirigentes, qué jugadores traer. ¿Qué quiere que le diga a mi gente? ¿qué se inmole por esto?. Enfrentar delincuentes armados puede terminar mucho mas complicado. Hay que meter presos a estos hinchas y eso no lo pueden hacer los dirigentes”.

De cara a los incidentes ocurrido en el cotejo de los azules con Iquique, a los que se suman los del fin de semana último en el partido ante Audax, Federico Valdés que las amenazas son algo ya conocido para él.

“Lo que se vio con el partido con Iquique fue el cumplimiento de una amenaza que se venia recibiendo hace tiempo. Lo único bueno de estos tipos es que actúan a cara descubierta”, comentó.

El mandamás de Azul Azul, sostuvo que su directiva ha trabajado por desvincularse de los elementos peligrosos de los hinchas.  “Decir que pagarle los bombos a la barra influye en que vayan barristas armados al estadio es estar muy perdido. Cuando nosotros llegamos, la relación del club con la barra era de 100 o ahora es de cinco”, cerró.

Comenta