Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

Monseñor Ezzati y sus primeras declaraciones como arzobispo electo de Santiago

En sus primeras palabras como arzobispo electo de Santiago, monseñor Ricardo Ezzati envió un mensaje a "su querida" Iglesia de Santiago. Aquí dejamos los párrafos más destacados. 

 

Por 15 de Diciembre de 2010

En sus primeras palabras como arzobispo electo de Santiago, monseñor Ricardo Ezzati envió un mensaje a “su querida” Iglesia de Santiago. Aquí dejamos los párrafos más destacados. 

 

Hoy, oficialmente, la Santa Sede
ha dado a conocer mi nombramiento como vuestro nuevo Arzobispo
. Se
trata de un gesto de paternal confianza de parte del Santo Padre, un
gesto al cual sólo cabe responder con una pronta obediencia filial,
reconociendo en él al Sucesor de Pedro, a quien el Señor Jesús
confió la misión de apacentar la Iglesia Universal.”

 

“Sostenido por la
potencia del Espíritu Santo y acompañado por la materna protección
de la Santísima Virgen del Carmen, emprenderé la misión de ser
signo e instrumento del amor del Padre y mensajero de Jesucristo para
los hombres y mujeres que peregrinan por la noble ciudad de Santiago.
Un llamado que me ha llenado de temor y, al mismo tiempo, también de
mucha esperanza.”

 

“Hace unos
días, cuando el Señor Nuncio Apostólico del Papa en Chile, Mons.
Giuseppe Pinto, tuvo la gentileza de transmitirme el discernimiento
hecho por el Santo Padre Benedicto XVI y su decisión de nombrarme
Arzobispo de la Iglesia de Santiago, como pueden imaginar,
experimenté una gran turbación. (…) En efecto, la
conciencia de mi pobreza e incompetencia para una misión tan
delicada, me parecía motivo más que suficiente para que el Señor
fijara sus ojos en otros, más capaces, más sabios y más santos que
yo.”

 

Agradecido al
Santo Padre, asumo tan grande y grave responsabilidad
con la fe
puesta en Jesucristo, que me llamó y me consagró como ministro suyo
en la Santa Iglesia, y con la firme decisión de responder fielmente
a su llamado, apoyado en la gracia divina y amparado por el auxilio
de María Santísima, Madre y Maestra. Tendré el privilegio de ser
parte de una marcha que ha iniciado su andar con la llegada a Chile
del Evangelio del Señor
, y que ha sido animada y conducida por
pastores insignes y abnegados presbíteros. Una Iglesia que ha podido
contar también con el don de tantos carismas de vida consagrada, con
el servicio generoso de tantos diáconos permanentes, y con el
trabajo ejemplar de una multitud incontable de Laicos y Laicas,
testigos del Evangelio del Señor en el corazón del mundo.”

 

Con espíritu
agradecido, hago memoria del amado cardenal Raúl Silva Henríquez
,
Arzobispo de Santiago y hermano mío en la Congregación Salesiana. (…) Recuerdo también
al cardenal Carlos Oviedo Cavada, que tuvo la bondad de ordenarme obispo
en el Coliseo de Valdivia, y el trato siempre cariñoso del cardenal Juan Francisco Fresno Larraín. Para todos ellos mi recuerdo
agradecido.”

 

“De manera muy
especial, dirijo un afectuoso y respetuoso saludo al cardenal Francisco
Javier Errázuriz Ossa, hasta hoy Arzobispo de Santiago
. La
Providencia divina dispuso que mis pasos se encontraran con los suyos
y que, a lo largo de veinte años, colaborara con él en variadas
misiones eclesiales.”

 

“Saludo a los
niños, a los jóvenes, a los ancianos, a las familias, a los pobres,
a los enfermos, a los trabajadores, a los privados de libertad
. Para
todos y todas invoco la bendición del Señor y a todos suplico el
don de una oración.”

 

“Queridos
hermanos y hermanas, pidan por su nuevo obispo. Pidan para él la luz
y la fuerza del Espíritu. Por su oración, el Señor me conceda un
corazón grande, capaz de escucha, de comprensión, de misericordia y
de amor. Ayúdenme a ser un obispo cercano y sencillo, un obispo que
busque “solo almas” y la mayor gloria de Dios.”

 

“Con el ardiente
deseo de encontrarlos en sus comunidades, los saludo con afecto de
padre y hermano, invocando para todos la bendición del Señor.”

 

+ Ricardo Ezzati
A., sdb

Arzobispo electo
de Santiago

Mujer Dínamo

ver más Mujer Dínamo

Comenta