Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

La entrevista a Piñera que Berlusconi no debiera leer

El presidente Sebastián Piñera se ve "muy diferente" por estilo de vida, actitudes y valores al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, por mucho que ambos tengan el mismo perfil de empresarios que han alcanzado importantes puestos de responsabilidad en la política.

Por 28 de Febrero de 2011

El presidente Sebastián Piñera se ve “muy diferente” por estilo de vida, actitudes y valores al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, por mucho que ambos tengan el mismo perfil de empresarios que han alcanzado importantes puestos de responsabilidad en la política.

En una entrevista que publica hoy el diario italiano “Corriere della Sera” fechada en Santiago, Piñera aborda además las relaciones de Chile con Italia, en cuya capital, Roma, empieza mañana una visita oficial que le llevará además a ser recibido en audiencia por el papa Benedicto XVI el próximo jueves.

Hay coincidencias con el presidente Berlusconi. Ambos tenemos una experiencia de empresarios: yo también he tenido un canal de televisión y he sido propietario de un equipo de fútbol”, reconoce el presidente chileno.

Pero hay muchas diferencias: soy más joven, me considero un hombre de familia, estoy casado desde hace 37 años, no se puede aplicar un paralelismo. Creo que somos muy diferentes por estilo de vida, comportamientos y valores“, añade.

Piñera establece además otra diferencia con el primer ministro italiano en el hecho de que él ha tenido también en su vida una “vocación académica” que lo llevó a doctorarse en Harvard y a dar clases durante 15 años en la Universidad: “Y no me parece que éste sea el caso del presidente Berlusconi“, afirma.

El presidente chileno, que cita entre sus prioridades de Gobierno la creación de nuevos puestos de trabajo, la reforma del sistema educativo y sanitario y la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, trata además en la entrevista de los objetivos que tiene para esta visita oficial a Roma.

Italia es nuestro mayor país de exportación en Europa tras Alemania. En este viaje llevaré a empresarios chilenos y firmaremos acuerdos también para una red universitaria, en materia energética, de medioambiente y diseño industrial”, explica Piñera.

“Además de con Berlusconi me reuniré con el presidente (de la República, Giorgio) Napolitano y con los presidentes de las cámaras (del Parlamento). No estaremos en Roma el 17 de marzo para los 150 años de la unidad de Italia, pero (Giuseppe) Garibaldi es un héroe también sudamericano. Estaremos con el corazón”, añade.

Piñera reconoce que “naturalmente” existen aún “divisiones” en la sociedad chilena tras la vuelta a la democracia hace ya más de veinte años después de la dictadura de Augusto Pinochet (1915-2006).

“Si pensamos en lo que ocurre hoy en los países árabes, Chile es una sociedad reconciliada. Volvimos a la democracia de modo unitario, sabio y pacífico, lo que no es poca cosa, pues las transiciones están casi siempre marcadas por violencia, muerte y caos. En nuestro caso todo ocurrió con estabilidad: un éxito, como en España tras (la muerte del dictador Francisco) Franco”, comenta.

El mandatario asegura que su país en diez años será el primero de Latinoamérica que “derrotará a la pobreza” y reconoce que aún queda por delante la mitad del trabajo de reconstrucción tras el devastador terremoto de febrero del año pasado. 

Comenta