Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

La decisión queda en manos del Papa: obispos aclaran que seguirán en sus funciones pese a haber presentado su renuncia

Son 31 los obispos que pusieron su cargo a disposición tras la reunión sostenida en El Vaticano por los casos de abuso al interior de la iglesia chilena.

La decisión queda en manos del Papa: obispos aclaran que seguirán en sus funciones pese a haber presentado su renuncia

16 de enero de 2018/SANTIAGO El Papa Francisco llega al Parque O'Higgins, para liderar la Santa Misa ante más de 400 mil personas. FOTO: RODRIGO SAENZ/ AGENCIAUNO

Por 18 de Mayo de 2018

Pese a que 31 obispos chilenos que acudieron a Roma presentaron su renuncia al Papa Francisco, los sacerdotes continuarán en sus cargos.

Así lo precisó la Conferencia Episcopal chilena, la que en horas de la mañana de este viernes anunció que “los obispos presentes en Roma, por escrito, hemos puesto nuestros cargos en las manos del Santo Padre para que libremente decida con respecto a cada uno de nosotros“.

“Nos ponemos en camino, sabiendo que estos días de honesto diálogo han sido un hito dentro de un proceso de cambio profundo, conducido por el Papa Francisco. En comunión con él, queremos restablecer la justicia y contribuir a la reparación del daño causado, para reimpulsar la misión profética de la Iglesia en Chile, cuyo centro siempre debió estar en Cristo”, expresaron.

Sin embargo, luego se quisieron “precisiones”. Fernando Ramos, obispo auxiliar de Santiago y secretario general de la Conferencia Episcopal, expresó que será Francisco el que podrá, en las siguientes semanas, “decidir si acepta o rechaza lo que hemos señalado“.

En tanto, el obispo de San Bernardo y cercano a Fernando Karadima, Juan Ignacio González, aclaró que “poner nuestros cargos pastorales a la completa disposición del Papa, implica que mientras el Santo Padre no tome una determinación, cada uno de los obispos miembros de la Conferencia Episcopal de Chile, continúa en sus trabajos pastorales y en plenas funciones“.

“El Santo Padre, según lo estime conveniente, puede aceptar de inmediato la salida de un obispo, también puede rechazarla y –por tanto- quedaría confirmado en su cargo, o bien, puede aceptarla y hacerla efectiva al momento del nombramiento de la nueva autoridad diocesana”, agregó.

Relacionados

Mujer Dínamo

ver más Mujer Dínamo

Comenta