Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

Deponen toma de la Casa Central de la Universidad de Chile tras dos semanas

La decisión se adoptó tras una reunión con el rector Ennio Vivaldi y la FECh.

Deponen toma de la Casa Central de la Universidad de Chile tras dos semanas
Por 6 de Diciembre de 2019

Durante la tarde de este jueves, y pasadas las 18 horas, se depuso la toma en la Casa Central de la Universidad de Chile tras dos semanas.

Los casi 30 alumnos que se encontraban al interior de la casa de estudios tomó la decisión tras una reunión que tuvieron con el rector Ennio Vivaldi y parte de la directiva de la Fech, que encabeza Emilia Schneider.

Quienes estaban detrás de la movilización en la universidad, tal y como declararon, era un grupo de estudiantes provenientes de la facultad de Filosofía y Humanidades, que carecía de orgánica interna. Otros, en tanto, aseguraron que habían personas que no pertenecían a la institución.

Respecto a su color político, se habló que pertenecían a troskistas, mientras que otros plantean que eran de vertiente anarquista. Todos inorgánicos, es decir, sin “cabeza al mando”.

Ante de finalizar la toma en la Universidad de Chile, a través de la cuenta de Instagram @tomacasacentral, publicaron un documento donde se vetó a varios grupos políticos.

“Veto por moción de FECH en relación a la exigencia de la Asamblea de Mujeres de Filosofía y Humanidades, a todas las personas y organizaciones acusadas de encubrimiento y de incurrir en violencias sexuales y de género”, señalaron, prohibiéndole la entrada a diez organizaciones estudiantiles de izquierda, como el Partido de Trabajadores Revolucionarios, y la Juventud Guevarista.

A ellos se sumaban los partidos Comunista y Socialista “por ser parte y cómplice de la violencia colonial ejercida en el Wallmapu”. Además de “la persona y partidos firmantes por el Acuerdo por la Paz y la nueva Constitución”. Es decir, UDI, RN, PS, PPD, RD, DC, PL, PR, Evópoli, Comunes… y Gabriel Boric.

Posteriormente, se publicó un aviso que llamaba a una “convocatoria urgente Uchile a construir el petitorio Uchile”, donde indicaron que “debido a la urgencia, se suspenden los vetos interpuestos por la toma, no así los de la asamblea de mujeres y el CDP”.

A diferencia de otras ocasiones, la toma de la Casa Central de la Universidad de Chile no tuvo un amplio respaldo. Por un lado, el plenario del senado -que incluye a profesores, estudiantes y personal de colaboración- se adhirió a la declaración de Vivaldi en donde pedía “el respaldo de toda la comunidad para terminar con esta acción de inmediato”.

La Asociación de Funcionarios de Servicios Centrales de la Universidad de Chile indicaron a treavés de una declaración que “las condiciones mismas de la toma, que han incluido inéditos daños a las instalaciones -no vistas ni siquiera durante los largos meses de la toma del año 2011- han generado legítima preocupación entre los trabajadores”.

Además de apoyar el proceso constituyente, afirmaron que la toma es una “acción que desorganiza y desorienta tras un manto iluminado, que no se condice con los grados de organización y discusión que se extienden entre los trabajadores”.

Relacionados

Mujer Dínamo

ver más Mujer Dínamo

Comenta