Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

¿Por qué disminuyó el consumo de marihuana en Chile?

En el estudio realizado por Senda se recogieron las respuestas de 19.427 personas entre los 12 y 65 años.

¿Por qué disminuyó el consumo de marihuana en Chile?
Por 10 de Diciembre de 2019

El decimotercer estudio realizado por el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda) reveló por primera vez en casi diez años una disminución en el consumo de marihuana en el país.

De acuerdo al sondeo, en el que se reunieron las respuestas de 19.427 personas entre los 12 y 65 años que residen en 109 comunas, se destaca que el consumo de esta droga cayó de 14,5 a 12,7 puntos entre los años 2016 y 2018.

La encuesta también muestra que el consumo de cocaína y pasta base no se ha incrementado ni disminuido considerablemente, pero sigue siendo menor que el de marihuana. Mientras que el consumo de otras drogas como el éxtasis aumentó en 0,2 puntos.

Asimismo, se registró una caída en el consumo de alcohol durante el último mes, pasando de 46,0% a un 43,3% entre los años 2016 y 2018. Según el servicio, esto se debe a un descenso en la ingesta de alcohol en mujeres de entre 26 y 34 años; y de 45 a 64 años.

Respecto a los daños que podría generar el consumo de cannabis, el director nacional del Senda, Carlos Charme, señaló a EL DÍNAMO que “especialmente en niños, niñas y adolescentes el consumo tiene directa relación con el desarrollo psicoemocional y físico. Tiene un alto daño, tanto estudios que se han publicado últimamente por la Universidad de Chile y por universidades extranjeras, demuestran cuál es el daño que tiene para el desarrollo psíquico, y no solamente los niños y adolescentes (…) es tan evidente para las sociedades médicas y científicas que debemos una y otra vez insistir que consumir marihuana es altamente riesgoso”.

“Por eso nosotros decimos que nos oponemos a que hablemos de drogas blandas y drogas duras. Todas las drogas son altamente dañinas”, agrega Charme.

En relación a las otras drogas mencionadas en el estudio, el director del Senda destaca que “los niveles de prevalencia en el consumo son menores en cuanto a la frecuencia en comparación con la marihuana y alcohol. En el sentido de la cantidad de personas que consumen marihuana son 14,7%, mientras que en la cocaína son 1.0% y en pasta base es un 0,4%, entonces hay una diferencia, y además por los niveles de consumo es difícil que vayan bajando sustancialmente”.

“Lo importante es denotar que ahí hay mucho trabajo por hacer para poder concientizar que cualquier tipo de droga es altamente nociva”, complementó

Sobre los proyectos que se están realizando y analizando para, de alguna forma, mantener estas cifras bajas, Charme señala que el foco está en la medida de la prevención, especialmente en niños, niñas y adolescentes, “que podamos nosotros desde ahí poder incentivar la vida sana y poder darle alternativas a los menores en cuanto a prevención y el uso del tiempo libre, además de entregarles herramientas a través de campañas en el espacio laboral, en el espacio escolar y para los adultos que tomen una decisión informada”.

En Chile, la ley 20.000 que es la que regula las sustancia psicotrópicas no sanciona el consumo, “y esa decisión al final de cuentas es individual para mayores de 18 años. Nosotros creemos que tenemos el deber ético y legal de informarle a toda la ciudadanía cuáles son los riesgos que tiene para su salud”, concluyó.

La baja en las encuestas

Consultado sobre las razones por las cuales se podría haber disminuido el consumo de esta droga, Charme argumenta que “después de tres estudios en los que veníamos al alza en materia de consumo de marihuana anual, tenemos una baja. Esto principalmente está asociado principalmente a uno de los vectores que más empujan la decisión de consumir algún tipo de sustancias, como lo es la marihuana, dice relación con la peligrosidad, si es altamente riesgoso para el individuo (…) mientras iba subiendo los últimos estudios el consumo de marihuana, iba bajando también la percepción de riesgo”.

“Hay que analizarlo al revés. Por qué aumentaba y aumentaba el consumo de marihuana, porque en el debate sobre la legalización de la marihuana algunas voces se habían alzado sobre otras. En el sentido de que habían muchas voces, que legítimamente -digo yo- querían legalizar la marihuana. Pero en el debate los actores como las sociedades médicas, las sociedades científicas, la academia, Senda… habían estado un poco callados, y hoy en día lo que estamos haciendo es dar las condiciones para que, impulsado por la acción de Senda y por el Gobierno, el resto de los actores le puedan informar también a la ciudadanía los efectos nocivos que tiene para la salud el consumo de este tipo de sustancias“, agregó.

“En pocas palabras, estamos equiparando la información para la ciudadanía”, insistió Carlos Charme.

Relacionados

Mujer Dínamo

ver más Mujer Dínamo

Comenta