Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

Los hechos que pusieron al intendente Felipe Guevara en el centro de la polémica

En medio de su defensa, Guevara aseguró que ha visitado a manifestantes heridos por la acción de Carabineros en inmediaciones de Plaza Baquedano, entre ellos a la familia de Óscar Pérez, lo que posteriormente fue desmentido.

Los hechos que pusieron al intendente Felipe Guevara en el centro de la polémica
Por 24 de Enero de 2020

“No es la autoridad la que le señala a Carabineros cómo actuar, la autoridad lo que hace es decirle que en tal lugar hay que restablecer el orden público”, así comenzó su defensa ante la Cámara de Diputados el intendente de la Región Metropolitana, Felipe Guevara, donde se discute su posible destitución del cargo.

El origen de esta controversia surgió varias semanas atrás, específicamente al 20 de diciembre de 2019, cuando el recién asumido intendente anunciaba el copamiento con mil carabineros en Plaza Baquedano, debido a las manifestaciones que estaban anunciadas para esa jornada.

En aquella oportunidad, Guevara era enfático en señalar que habría “tolerancia cero” con las protestas no autorizadas. Además de asegurar que “disponemos de un poco más de mil Carabineros en ese lugar donde se van a desarrollar controles de identidad. Vamos a mantener el orden público en ese sector céntrico de Santiago”.

No hay autorización de asambleas, reuniones, manifestaciones de ninguna naturaleza. No se han solicitado esas autorizaciones, por lo tanto no hay (…) si alguien insiste en quedarse, va a ser retirado del lugar por las policías”, argumentó en ese momento. Sobre qué métodos se usarían en esa situación, Guevara respondió que “todos los que la ley y protocolos les autoriza”.

Por esta decisión, el intendente comenzó a ser duramente criticado, y comenzó a sonar fuerte una acusación constitucional, que finalmente paso de ser una posibilidad a una realidad.

Guevara había entregado el 29 de octubre su puesto en la alcaldía de Lo Barnechea, donde se desempeñaba como jefe comunal desde 2008, para asumir al siguiente día como intendente de la Región Metropolitana en reemplazo de Karla Rubilar.

El atropello de Óscar Pérez

Durante las protestas realizadas en Plaza Baquedano aquel 20 de noviembre se registraron diversos incidentes, entre ellos, el atropello del joven Óscar Pérez, quien fue embestido por dos carros lanzagases, lo que le provocó una fractura de pelvis.

El intendente lamentó la situación, asegurando que “imágenes como las del joven impactado en Plaza Italia no dejan a nadie indiferente (…) como Gobierno y sobre todo como Intendente lamento profundamente lo ocurrido y le envío fuerza a él y su familia” .

“Vamos a investigar y abordar los protocolos pertinentes para casos como este lamentable episodio. Buscaremos aclarar las causas, el contexto en el que ocurrió el atropello, y sobre todo, seguiremos trabajando en restablecer el orden público, sin más civiles ni policías heridos”, agregó la autoridad.

Sin embargo, sus palabras no calmaron los ánimos en redes sociales ni mucho menos en el mundo político, ya que al siguiente día comenzaron las críticas en su contra.

El Partido Socialista (PS) emitió un comunicado en donde exigieron la renuncia del intendente Guevara y del General Director de Carabineros, Mario Rozas.

Rechazo al que se sumaron diputados de la DC, el PC y RD, quienes también pidieron la salida de la máxima autoridad regional y del General Director.

El jefe de bancada de diputados de la DC, Gabriel Ascencio, destacó que “el intendente tiene que renunciar, no hay otra opción; tiene que dar un paso al costado. No concibo una autoridad con ese nivel de reacción emocional y mental”.

“Lo que hizo él (Guevara) fue una acción militar, y estableció una forma de impedir que la gente no llegara a la plaza. Esa decisión tan equivocada tuvo consecuencias brutales, extendió la violencia hacia zonas aledañas a la plaza; y, lo del joven atropellado, a juicio de muchos en un verdadero intento de homicidio, por carros blindados, es una brutalidad; una imagen que dará la vuelta al mundo, es un acto inaudito”, agregó Ascencio.

El concierto de Los Bunkers

El intendente también causó revuelo por sus palabras en contra de la presentación que juntó a la banda Los Bunkers en Plaza Baquedano, el pasado 13 de diciembre.

En aquella oportunidad, Guevara señaló que el concierto no contaba con la autorización de la intendencia, destacando que “existe una institucionalidad que se debe respetar”.

“Un llamado a participar masivamente de un festival que no está autorizado pone en riesgo la seguridad y la integridad de todos (…) ¿Quién se hará cargo? ¿Quién resguardará a los asistentes? Existe una institucionalidad que se debe respetar, no para reprimir sino para cuidar”, aseguró la autoridad en sus redes sociales.

Pese a la advertencia, el evento se realizó igual en un camión escenario -ubicado en avenida Providencia frente a la Torre Telefónica- que la mencionada banda compartió junto a lnti-Illimani.

El respaldo de los vecinos de Plaza Baquedano

En medio de la acusación constitucional en su contra, el intendente metropolitano Felipe Guevara fue respaldado por dos representantes de los vecinos y locatarios de los sectores aledaños a la Plaza Baquedano, quienes expusieron la fuerte situación que están viviendo cerca de 23 mil personas.

“Nuestro barrio -no solo lo material- está literalmente en el suelo. Nosotros a nivel personal nos han masacrado, nos han violado todos nuestros derechos. No podemos ni reclamar cuando llegan las turbas de más de mil personas (…) que comienzan a atacar el barrio todos y cada uno de los 90 días que llevamos en este tema”, reveló Giselle Dussaubat, vecina del barrio San Borja.

En la instancia, otro vecino de Providencia, José Monsalvez, negó que exista un exceso de efectivos policiales en la zona. Incluso aseguró que hay un déficit de carabineros. Dichos que sustentó con un video registrado un día después de que se presentara la acusación constitucional.

“Este día, Carabineros tuvo que arrancar porque eran más de 200, entre comillas manifestantes, porque para mí no son manifestantes, son como dice mi vecina, terroristas. Quemaron la mutual, quemaron la iglesia, casi quemaron el parque (…) y aquí no había más de 30 carabineros”, señaló.

“Cuando yo leo una acusación constitucional que habla del copamiento de carabineros y digo qué pasa si sacamos a estos carabineros esto es lo que pasa (…) carabineros se fue ese día por miedo a que los mataran, literalmente”, argumentó Monsalvez.

La defensa de Guevara

La acusación en contra de Felipe Guevara señala que el intendente habría vulnerado lo estipulado en el artículo 19 numeral 13 de la Constitución, donde se explicita el derecho a reunirse pacíficamente sin permiso previo y sin armas.

Durante el pasado jueves, el intendente presentó su defensa ante la Cámara de Diputados, donde aseguró que “el concepto de “copamiento” lo aprendí en esta función, no lo había escuchado antes; se usa en todas partes del mundo (…) pero cuando Carabineros dispone de esa misma metodología (el copamiento) para cuidar a los manifestantes de un sector de Santiago, nos escandalizamos y parece que ya no es tan adecuada”.

“Se me acusa por algo genérico, la acusación debe ser por un hecho puntual que pasa a llevar a la Constitución; el 20 y 27 de diciembre sí hubo derecho a reunión y libre expresión”, agregó.

En ese sentido, argumentó que “no hay nada inconstitucional en la actuación de este intendente, acá lo que hay es una acusación política; cortemos con la aberración de usar un instrumento jurídico para castigar a las autoridades en un instrumento político”.

En medio de su exposición, Guevara aseguró además que ha visitado a manifestantes heridos por la acción de Carabineros en inmediaciones de Plaza Baquedano, entre ellos a la familia de Óscar Pérez.

Sin embargo, esto fue desmentido por la hermana del joven por medio de redes sociales. “Nos cuentan que el intendente Felipe Guevara está diciendo en su defensa por la AC en su contra que habló con nuestra familia, lo que es absolutamente falso. Cómo pueden burlarse así de nosotros, como si no fuera suficiente daño ya, ni siquiera se ha comunicado por RRSS!”.

“Ni el intendente ni nadie de su sector ha entendido aún el daño profundo que han causado, las vidas que destruyeron y los proyectos con que acabaron. Nadie quiere verse vulnerable, pero estamos destruidos y agotados. Por la cresta, qué impotencia más grande!”,agregó.

Lo que incluso fue respondido por Guevara por medio de su cuenta de Twitter, asegurando que “la salud y recuperación de Óscar Pérez, embestido por carros policiales, fueron y son parte de nuestra preocupación. Por eso nos contactamos con su tío Johny Pérez quien nos comunicó la decisión de la familia de descartar cualquier ayuda o contacto de parte de Intendencia”.

Finalmente, y tras horas de discusión la Cámara de Diputados, la acusación constitucional contra Guevara fue aprobada por 74 votos a favor, 71 en contra y una abstención, con lo cual Guevara quedó suspendido del cargo, a la espera de la decisión que tome el Senado el próximo 3 de febrero.

Si Guevara es destituido no podrá ejercer cargos públicos durante cinco años.

Relacionados

Comenta