Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

Nuevo error del INE levanta suspicacias sobre información de cifras oficiales

Gobierno, políticos, funcionarios y ex directivos se han referido a la situación de Guillermo Pattillo luego de las cifras erradas entregadas por el Instituto Nacional de Estadísticas.

Nuevo error del INE levanta suspicacias sobre información de cifras oficiales
Por 18 de Febrero de 2020

Se espera que en marzo, cuando comience el periodo legislativo 2020-2021, la Cámara de Diputados cite al director del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), Guillermo Pattillo, por el error en las cifras entregadas en el IPC de enero, que informó un aumento de 3% en el ítem electricidad cuando el valor real era 0%.

El diputado Jaime Naranjo (PS) -presidente de la comisión especial que investigó la supuesta manipulación de cifras del INE en 2019- aseguró a La Tercera que si Pattillo “ya estaba con tarjeta amarilla a raíz de la supuesta manipulación, ahora claramente quedó con tarjeta roja”.

En medio de las críticas, el INE debió salir a aclarar la situación dos veces, primero el 12 de febrero y luego el 17 de febrero. En la segunda declaración pública emitida por el organismo se asegura que la detección del error es el producto de nuevos procedimientos que comenzaron en mayo de 2019. Ellos buscan “perfeccionar y reforzar” las metodologías de producción del IPC.

“Son precisamente estas nuevas herramientas las que han permitido identificar situaciones que, en tiempos pasados, habrían sido imposibles de visualizar”, expresó el INE, reiterando su compromiso con “la total transparencia, asumiendo los costos que eso pueda tener“.

Error de cálculo

Fue a través de un comunicado publicado en el sitio web del INE que la ciudadanía y el mercado supieron que existió una “imprecisión” en la medición del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de enero correspondiente al ítem de electricidad.

En un momento se informó que este indicador había tenido un alza de un 3%, pero luego fue corregido a un 0%. La corrección se realizó el 11 de febrero, cuatro días después de que se dieron las cifras oficiales del IPC. Sin embargo, desde el INE afirmaron que el IPC mensual no sufrió variación por este error, manteniéndose en 0,6%.

Según el INE, el error pasó desapercibido en primer momento ya que parecía “plausible”, esto porque las empresas de electricidad habían informado aumentos en los precios de arriendos de medidores en distintas regiones, los que promediaban 4,6%.

Sin embargo, fue en la revisión de datos cuando se notó que uno de los ponderadores ingresados al sistema tenía un error en el redondeo de los decimales.

Canales de comunicación

Una de las críticas que ha debido enfrentar el INE es la forma en que comunicó el error. En conversación con Emol, la ex directora del organismo en el Gobierno de Michelle Bachelet, Ximena Clark, expresó que “hubo un comunicado muy escueto que, por supuesto, no se mandó a la prensa como solía ser el protocolo“.

Asimismo, enfatizó en que lo ocurrido fue “un error, porque esto es un error, no una actualización regular como quiso decir el comunicado. Cometer un error de este tipo y luego, livianamente, anunciarlo en un comunicado casi escondido es muy grave, muy grave”.

En esa línea, el economista de la Universidad Mayor, Roberto Saavedra, explica a EL DÍNAMO que esta forma de comunicar la situación pudo haber impactado directamente al mercado. “Puede haber una distorsión de horas en que algún agente pudiese tomar ventaja de recibir esa información y no hacerlo de forma tradicional cuando se da a conocer a la opinión pública”, indica.

El académico agrega que “se hace sensible incrementar los procesos de control que minimicen estos desfases de información. Se podría pensar que por vacaciones se producen estas negligencias, pero las instituciones deben estar preparadas para las contingencias y no tienen que dejar esta sensación de que no se está dando la información completa”.

Alteración de datos

El error en el IPC de enero no es la única dificultad que ha tenido que enfrentar Guillermo Pattillo.

En mayo de 2019 se entregaron los resultados de una autoría interna al INE, donde se registraron indicios de manipulación” del IPC en agosto, septiembre y noviembre de 2018.

En el caso de agosto de 2018, fueron afectados 626 precios, confirmando que hubo una sobreestimación del IPC del 0,1% en dicho mes. “Es decir, se publicó una variación mensual de 0,2%, debiendo haber sido 0,1%”, explicó Pattillo en esa ocasión.

Respecto a septiembre de 2018, hubo manipulación de 363 registros, pero aclaró que “esa manipulación no tuvo efectos en el IPC informado y publicado (…) No obstante, eso sí impactó en octubre, dado que se movió la base con la que octubre se compara”.

“Las modificaciones de septiembre implicaron que hubiera una subestimación de una décima de punto porcentual en el IPC”, por lo que en vez de 0,4%, la variación debió llegar a 0,5%.

Finalmente, en noviembre de dicho año “tenemos indicios de manipulación de 113 registros, pero sin efectos en el IPC publicado (…) pero no alcanzan a impactar en el segundo decimal para afectar el primer decimal con los datos que se publican”, aseguró.

De igual forma, el director del INE recalcó que “no hay efecto en la inflación acumulada en 2018”, mientras que en 2016 y 2017 “no hay evidencia de ningún tipo de manipulación de las cifras”.

Problemas internos

Luego de la polémica, la Asociación de Funcionarios del INE (Afine) criticó duramente a Guillermo Pattillo por los cambios en los procedimientos al interior del organismo.

“Las razones técnicas de dicha supuesta actualización no han sido pormenorizadas en ningún comunicado interno que nos permita, como trabajadores y trabajadoras del instituto, comprender la insólita decisión institucional que modifica los resultados publicados, contraviniendo la tradición y protocolos técnicos internacionales y locales”, afirma un documento publicado en redes sociales.

Según denuncian los funcionarios, esto tendría que ver con la supuesta manipulación del IPC y que la situación “más parece una cacería de brujas que pretende reunir antecedentes que intenten justificar esa torpeza u ocultar, por qué no (y dado la falta de antecedentes que hoy mantiene abierto los sumarios sin poder pronunciar veredicto) intervencionismo político agenciado por esta administración”.

“Todo parece indicar que asistimos a un fracaso rotundo de una visión gerencial descontextualizada de la realidad técnica de una institución estadística que buscó siempre posicionarse en las cumbres del ‘buen hacer’, en conformidad a los protocolos internacionales”, concluyó la declaración pública.

“No descartamos medidas”

La situación del INE también generó repercusiones en el Gobierno. La vocera Karla Rubilar aseguró que “sabemos de la debilidad institucional que ha tenido nuestro INE, la cual debemos remendar y reparar prontamente”.

En esa línea, recordó que “hay un proyecto de ley que fue enviado hace unos meses atrás y que necesitamos reactivar con fuerza”, iniciativa a la que el ministro de Economía, Lucas Palacios, “va a presentar indicaciones”.

“Creemos que la gobernanza y el cambio que se debe hacer en el INE va más allá de un Gobierno de turno, es un instituto que a nivel de política de Estado debe reformarse y reestructurarse de forma muy profunda y eso es lo que va a hacer nuestro Gobierno”, añadió Rubilar, afirmando que “no descarta ninguna medida a tomar en los próximos días”.

Efectos del error

Consultada por los errores al interior del INE, Ximena Clark indicó que “aquí lo que importa es la institución, y está quedando muy mal con este tipo de situaciones”.

“Todos estos eventos hacen que la institución siga perdiendo credibilidad y todos sabemos que cuando la pierdes es muy difícil recuperarla, sobre todo cuando hablamos de una institución que da las cifras oficiales de lo que está pasando en el país”, comentó.

“Los IPC no se actualizan, uno no anda actualizando o cambiando cada cinco días un IPC. Con esto la señal que están mandando es que el día de mañana van a publicar un IPC y la gente va a tener la legítima duda si es que en unos días va a cambiar, porque eso no ocurre. No se cambian los IPC”, concluyó Clark.

Para el economista Roberto Saavedra, este tipo de situaciones pasa porque “no estandarizan. Cuando se dan información con este impacto, tienen que haber metodologías detrás“.

“A veces, por comprimir la información, se quedan en el dato y buscan compararlo con periodos anteriores que no tienen la misma metodología, tal como ocurrió con los despidos, que le costó el puesto al director del Trabajo. Con el IPC es lo mismo”, agregó, asegurando que este tipo de situaciones se evitarían con una mayor transparencia en la forma en que se calcula el índice.

Saavedra reconoce además que este tipo de errores puede afectar directamente a la economía chilena: “Cuando mides esto a 12 meses, empieza a ponerse en riesgo la meta inflacionaria del Banco Central“.

A ello se suma que el IPC impacta directamente en la UF. En conversación con Radio Pauta, el economista Gonzalo Sanhueza, miembro del Consejo Fiscal Autónomo (CFA), afirmó que “muchos de los precios de las tarifas, pensiones y rentas vitalicias en Chile están en UF, por lo que cuando hay un error en el IPC, hay un problema en la forma en que a alguien le pagaron”.

Cabe recordar que el valor de la UF es reajustado diaramente según la variación del IPC del mes anterior.

Relacionados

Comenta